REFLEXIONES. EL MAESTRO (IV)

Mientras maestro y alumno mantenían aquella conversación, el radiante cielo azul de noviembre se fue llenando de nubes que iban adquiriendo progresivamente un oscuro color grisáceo que anunciaba tormenta.

- Estimado alumno, hay otro personaje histórico que no podemos pasar por alto, porqué también aporta luz a nuestra conversación, y no es otro que Saulo de Tarso, más conocido como San Pablo el apóstol. La vida de este excepcional hombre es una vida curiosa y cargada de significado.

En aquel preciso instante el cielo descargó en aquella solitaria playa su atronador rugido, un rayo en el horizonte y en pocos segundos un trueno rompió la calma. El maestro hizo una pausa y siguió con su relato.

- Pablo era judío pero poseía la ciudadanía romana. Pertenecía a los fariseos y era gran conocedor del antiguo testamento, siendo alumno de uno de los grandes maestros de su tiempo, el maestro Gamaliel. Pablo cumplía celosamente con los preceptos que su maestro le enseñaba y mostraba gran odio a los seguidores de Jesús, llegando incluso a participar en la ejecución de uno de ellos. Se trataba de Esteban que fue lapidado por un grupo de fariseos mientras Pablo sostenía las vestiduras de los mismos.
Pablo hizo todo lo posible por impedir que los seguidores de Jesús transmitieran sus enseñanzas en las diferentes sinagogas de la zona. Llegó su odio hasta tal extremo que decidió ir a la ciudad de Damasco con el fin de hablar con los máximos dirigentes de los fariseos de esa ciudad, con idea de que los seguidores de Jesús no pudieran poner pie en ese lugar. Camino de Damasco, Pablo y sus acompañantes fueron envueltos en una luz cegadora y Jesús se le apareció a Pablo para increparle por su implacable persecución a los cristianos. Pablo quedó cegado hasta que llegó a Damasco, una vez allí recuperó la vista.

- Disculpa maestro, me hablas de una nueva aparición de Jesús y esta vez a alguien no cercano a él, sino todo lo contrario, a un enemigo suyo.

- Cierto, pero lo más extraordinario del suceso es que igual que a los Doce, a Pablo le cambió completamente la vida. A partir de aquel momento, éste viajó de oriente a occidente para explicar a todo el mundo las enseñanzas de Jesús, enfrentándose a muchos peligros y dificultades sin cesar por ello en el empeño de hacer llegar el mensaje de Jesús.
¿Cómo pudo un hombre pasar de odiar a Jesús y a sus seguidores, a dedicar el resto de su vida a predicar las enseñanzas de los mismos?. ¿En ese cambio de actitud tuvo algo que ver la visión que tuvo camino de Damasco?.

Justo en el momento en que el maestro dejó de hablar una débil lluvia empezó a caer. El alumno sumido en un silencio sepulcral miraba al horizonte mientras su cuerpo se mantenía completamente inmóvil, su mente estaba lejos de allí, en otro lugar, en otro tiempo.
La lluvia como instrumento redentor del espíritu despertó a aquel hombre. Una sensación de paz inundaba su corazón mientras la lluvia caía con más fuerza y el cielo atronador se cernía sobre su cabeza. Comenzó a caminar con paso lento pero seguro desapareciendo tras una densa cortina de agua…

FIN

REFLEXIONES. EL MAESTRO (III)

Volvamos ahora al nuevo testamento y más concretamente a los hechos relacionados con la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Para comprender totalmente lo que te voy a explicar debes leer detenidamente el libro al que hago referencia.
El Jesús histórico, de origen judío, fue una persona poseedora de una gran sabiduría, que transmitió un mensaje de salvación a las gentes de su época, un mensaje que ha llegado hasta nosotros, el mensaje de la existencia de Dios como creador de todo. Jesús arrastró con sus enseñanzas a muchas gentes de entonces, sin embargo otras lo veían como a un farsante, charlatán y blasfemo personaje. Jesús se rodeó de doce personas de su plena confianza, los apóstoles, que por orden de él y junto a él predicaron el mensaje de Dios en la tierra. Durante el tiempo que duró la predicación, Jesús hizo milagros, curó a enfermos, devolvió la vista a los ciegos, el habla a los mudos y el oído a los sordos, e incluso se dice que rescató de los brazos de la muerte a varias personas, además de todo ello dio poder a sus discípulos para que ellos hicieran también estos milagros en su nombre.

- Disculpa que te interrumpa maestro, pero tengo que poner en duda todo lo que me cuentas porqué me parece imposible que eso ocurriera. Nunca he visto nada semejante.
¿Quién puede tener tanto poder como para realizar todo lo que me cuentas?.

- Abre tu corazón y una vez lo hallas vaciado de trastos inútiles llénalo de fe y serás capaz de entender muchas cosas que ahora ni siquiera eres capaz de imaginar, porqué como antes te he dicho la razón tiene unos límites más allá de los cuales no se puede transitar acompañado de ella.
Bueno no nos desviemos del tema, lo que te voy a explicar nos sitúa en los límites de razón y fe. Las doce personas que predicaban junto a Jesús no se apartaron de su lado hasta que los fariseos, grupo religioso judío de la época, apresaron a Jesús, según ellos por blasfemar, ya que éste decía ser el hijo de Dios. Hasta ese momento los Doce, menos uno, el que le traicionó, estuvieron con él, mientras que Jesús les explicaba que su final estaba cerca, pero que pronto estaría de nuevo con ellos. Los Doce no comprendían bien sus palabras pero seguían a su lado, esperando quizás una recompensa.
En el momento en que Jesús fue hecho preso, los Doce que tan fielmente le habían seguido desaparecieron de su lado dejándole completamente solo. Ninguno de ellos tras el suceso dio la cara por él y finalmente fue ejecutado por los romanos en la cruz. Según Jesús, él resucitaría tres días después de su ejecución y volvería a reunirse de nuevo con los Doce.

- Maestro, ¿Cómo es posible que una persona después de muerta y después de sufrir una crucifixión pudiera volver de nuevo a la vida?. No puedo creer lo que me cuentas porqué es imposible desde un punto de vista científico.

- Sigues agarrado a la razón de una manera tan feroz como quizás lo estuvieran en su tiempo los discípulos de Jesús.
Retomando el hilo de mi explicación; Jesús de manera inexplicable desde el punto de vista de la razón, se les fue apareciendo a cada uno de sus discípulos, hasta que al final apareció estando todos ellos reunidos. La incredulidad de los mismos fue manifiesta hasta ese preciso momento.
Te recuerdo que el movimiento liderado por el Jesús histórico ha llegado hasta nuestros días. ¿Cómo es posible que aquellas personas que siguieron a Jesús y viendo cual fue el final del mismo decidieran predicar su mensaje, sabiendo cual podía ser su destino?. ¿Qué les hizo cambiar de parecer para abandonar a Jesús en sus últimos momentos y luego predicar con tanta fuerza y tenacidad sus palabras?. ¿Cuántas corrientes religiosas han aparecido a lo largo de la historia para luego desaparecer tal y como habían llegado?

- No puedo pensar más que en cierta enajenación mental colectiva o en que realmente aquellos hombres vivieron un acontecimiento extraordinario, como la resurrección real de Jesús.

- Si tomamos como ciertas las fuentes antiguas, Jesús fue visto vivo tras su muerte por cientos de personas además de sus discípulos más cercanos.

- Maestro, ciertamente entramos en un terreno desconocido, esos acontecimientos escapan a la razón, pero no puedo afirmar con total rotundidad que sólo por ello sean falsos.

CONTINUARÁ

REFLEXIONES. EL MAESTRO (II)

- Hablemos del universo, hoy en día está muy extendida la teoría del Big Bang, una gran roca que explotó y dio lugar a todo el universo. De esta afirmación podemos obtener cierta información. Uno que el universo no es eterno sino que se creó en un momento dado, los estudios le atribuyen una antigüedad aproximada de unos 13700 millones de años y dos que algo o alguien tuvo que crearlo, la gran roca no pudo decidir su propia explosión, acto este que no se ha dado nunca antes en la naturaleza, una roca no se rompe en millones de pedazos de manera espontánea.

- Quizás en este caso concreto ese acontecimiento sucedió porqué sí, quizás no hubo ninguna causa que lo produjese, sino que realmente sucedió espontáneamente. Pero supongamos lo contrario, imagina maestro que fue Dios el que decidiera crear el universo, bien, yo me pregunto ¿quién creó a Dios entonces?, porqué claro alguien tuvo que crearlo.

- Es un razonamiento interesante el que planteas. Dios es eterno, nadie lo ha creado, es esta una afirmación difícil de digerir porqué en la naturaleza no se da un ejemplo como ese. En todos los objetos y animales de la naturaleza se encuentra un principio y un final, por tanto es fácil definirlos como tales, pero hablamos de Dios como un ser sobrenatural, esto implica que no está sujeto a las leyes de la naturaleza, con lo que no podemos definir a Dios, ni en forma, ni en sustancia.
Antes de que sigas planteándome alguna otra cuestión, al hilo de lo que has dicho antes sobre la espontaneidad de la creación quiero comentarte algo que me parece muy interesante. ¿Sabes quién fue Charles Darwin?.

- Sí fue un naturalista del siglo XIX que realizó un largo viaje por tierras de diferentes continentes, durante el cual recopiló información sobre animales y plantas, además de realizar estudios geológicos. Pero no se hizo famoso por esto sino que lo que le hizo estar en primera línea de actualidad fueron sus trabajos sobre la evolución de las especies, teoría muy utilizada para explicar el origen del hombre.

- Cierto, hoy en día todavía hay sectores que utilizan su teoría para explicar el origen del hombre. Sin embargo hay pruebas irrefutables de que en su teoría hay profundas lagunas.
Darwin ante todo fue un gran biólogo, su pasión por la botánica era palpable, de hecho pasó sus últimos días dedicado a la botánica y no a la evolución. Su teoría sobre la evolución de las especies llegó justo en un momento en que la sociedad demandaba una explicación al origen de la humanidad y en que la iglesia perdía poder de persuasión, por ello tuvieron tanto éxito sus afirmaciones sobre el tema.
Darwin habló de cómo las especies iban evolucionando a lo largo de millones de años de una manera lenta pero constante, lo cual iba dejando a lo largo de los siglos múltiples modificaciones de una misma especie. Habló también de que esta evolución tenía que ver con los mejores adaptados al medio, sólo los más fuertes eran capaces de sobrevivir, y eran estos los que se beneficiaban de las modificaciones y las transmitían a sus descendientes. Habló también de la generación espontánea, los seres vivos descendían de un antepasado común, creado espontáneamente, que procedía de los mares y a partir del cual aparecieron distintas ramificaciones que a su vez crearon otras ramificaciones hasta llegar al punto en el que nos encontramos. Bien todas estas afirmaciones han sido refutadas, se ha demostrado que la evolución no es lenta y progresiva, sino que se produce a través de grandes saltos evolutivos, esto se ha demostrado porqué según Darwin deberíamos haber hallado múltiples fósiles de una misma especie con pequeñas modificaciones entre ellos y no ha sido así, se han encontrado grandes variaciones y menos fósiles de los esperados. Respecto a la generación espontánea, Louis Pasteur, químico y biólogo francés que vivió durante el siglo XIX, demostró con unos experimentos de laboratorio que no se podía crear un ser vivo de la nada. Demostró que la aparición de un ser vivo venía dado por la existencia de otro ser vivo, y que en el vacío era imposible la aparición espontánea de un ser vivo.
Después de todo esto creo que para buscar el misterio de la creación tenemos que buscar de nuevo en los dominios de la fe, pero antes de sumergirnos en esas profundidades del alma, no quiero abandonar todavía la razón, quiero que conozcas la figura de Jesús, de sus discípulos y de un personaje clave en la historia de la humanidad llamado Saulo de Tarso, todos ellos personajes relativamente cercanos a nosotros en el tiempo, unos dos mil años, de los que hay abundante documentación.


CONTINUARÁ

REFLEXIONES. EL MAESTRO (I)

Aquella mañana, maestro y alumno caminaban juntos hacia el mar formando un único ser. En la orilla de aquella tranquila y solitaria playa, la fría brisa de noviembre lo envolvía todo, y el suave susurro de las olas golpeaba la fina arena, transmitiendo una calma eterna.
En la mente de aquel hombre, sentado bajo el radiante cielo azul y rodeado de un ambiente que invitaba a la reflexión, dos voces, la del maestro y la del alumno, comenzaban un arduo debate sobre temas que en la época que le había tocado vivir parecían tan lejanos y extraños que pocas eran las personas que osaban recorrer aquella senda que se asemejaba por su dificultad al laberinto del minotauro.
Sin embargo, aquel espíritu inquieto había comenzado su camino años atrás y ya no iba a detener su movimiento hasta el fin de su tiempo.

- Maestro, ¿cómo quieres que me plantee mi existencia en esta sociedad en la que el relativismo lo inunda todo?

- En esta vida tienes dos caminos a seguir, el de la sabiduría o el de la ignorancia, no importa el momento histórico y social que te halla tocado vivir, la elección es inevitable.

- Quiero seguir el camino de la sabiduría pero no se de que forma
puedo comenzar.

- Empieza por el principio, y procura llegar lo más lejos que te permita el tiempo. Construye los cimientos del espíritu y crece sobre ellos, pero no cometas el error de construir sobre lodos, sino que construye sobre tierra firme, porqué de lo contrario ante cualquier contratiempo todo puede venirse abajo como si de un castillo de naipes se tratara. Debes saber cual es tu origen y cual tu destino, y debes descubrir también la manera de unir esos dos puntos tan iguales y dispares a la vez. Voy a explicarte mi particular visión de esos puntos y de la línea que tarde o temprano los ha de unir.
Todo comenzó hace algunos años cuando en un momento concreto de mi vida decidí elegir el camino de la sabiduría, para unir los puntos de los que te he hablado antes. Hasta aquel momento mi vida había discurrido de manera sencilla y mundana, sin grandes reflexiones, todo en mi espíritu giraba en torno a los sentidos y a las emociones. A consecuencia de ello mi espíritu se encontraba sumido en un profundo sueño del que ni siquiera era consciente. Llegaron entonces a mis manos una serie de libros que poco a poco despertaron a mi espíritu del profundo sueño en el que se encontraba, y tras sucesivos intentos al final consiguieron su objetivo.
En el primer estadio de este camino busqué mi origen. Como tú bien decías, estamos inmersos en una sociedad profundamente relativista, en la que cualquier principio se puede cambiar y modificar a nuestro antojo simplemente con la débil fuerza de la duda. Es posible que algunas personas piensen que no somos más que materia en movimiento, que procedemos de la nada y que nos dirigimos hacia la nada, que nuestra existencia no tiene un porqué y que no hay explicación a nuestro origen y a nuestro final. A pesar de que estas ideas llenan todos los espacios de esta sociedad y de nuestras vidas, existen indicios que pueden mostrar mucha luz sobre el oscuro enigma de nuestra existencia.

-
Pero maestro, estos temas que pretendes tratar sobrepasan a la razón y todo lo que la sobrepasa es pura hipótesis.

- No olvides que no sólo la razón es capaz de guiar nuestros pasos, la fe es también suficientemente poderosa como para indicarnos la senda.
Empezaré por el principio. Mi mente al igual que la tuya utiliza la razón y los sentidos como única base de apoyo para nuestras ideas, porqué así hemos sido educados, pero si elegimos el camino de la sabiduría descubriremos grandes tesoros ocultos en la historia que, a través de la fe ampliarán nuestras miras.
Los límites de la razón y de los sentidos son claramente manifiestos, y una vez alcanzados esos límites si no recurrimos a otros métodos no podemos continuar.
Todos mis pensamientos empezaron a girar en torno a mi persona, ¿es posible que mi existencia se hubiera producido de forma espontánea?, ¿alguna fuerza rige mi destino?, ¿soy dueño de mi destino?, en fin una serie de preguntas que intenté responder de la manera que a continuación te voy a explicar.
Por un lado utilicé la razón y por otro la fe, sí ese término abstracto, difícil de definir pero que existe, y que es el camino a seguir cuando traspasamos los límites de la razón. Empecé pues, planteándome como dijo Descartes “pienso, luego existo”. Si yo existo, no puedo dejar de existir para volver a existir después, por lo que tiene que haber alguna cosa que me permita existir. No está en mis manos el existir, no lo puedo cambiar a mi antojo, ni lo puedo controlar, pues ¿qué o quién lo controla entonces? Llamaron poderosamente mi atención las tesis de Santo Tomás de Aquino, a las que me voy a referir enseguida, pero no sin antes abrir el planteamiento de la existencia a través de la fe. Existen unos libros que hablan de Dios, el Creador, hablan de cómo Dios revela su existencia a los hombres, esos libros son el antiguo y el nuevo testamento. En esos libros se habla de Dios como el creador de todo y como el origen y el fin de nuestro camino. Llegados a este punto retomaré las tesis de Santo Tomás que tanto llamaron mi atención y que hablaban de la existencia de Dios, unas tesis basadas en los pensamientos del filósofo griego Aristóteles. En resumen una conjunción entre fe y razón que me pareció muy adecuada para aportar algo de luz al misterio de la existencia. La primera de las cinco pruebas de la existencia de Dios presentadas por santoTomás de Aquino es la del movimiento, que se encuentra en Aristóteles y fue utilizada por Maimónides y por san Alberto Magno. Sabemos por la percepción sensible que algunas cosas del mundo se mueven, que el movimiento es un hecho. “Movimiento” se entiende aquí en el amplio sentido aristotélico de paso de la potencia al acto, y santo Tomás, siguiendo a Aristóteles, argumenta que una cosa no puede ser reducida al acto desde su estado de potencia a no ser por algo que esté ya en acto. En ese sentido, “todo lo que se mueve es movido por otro”. Si ese otro es a su vez movido, debe ser movido a su vez por otro agente, y como una serie infinita es imposible, llegamos al fin a un motor no movido, a un primer motor, “y todos entendemos que ese primer motor es Dios”. Santo Tomás llama a ese argumento la via manifiestior. En la Suma contra los gentiles lo desarrolla con considerable extensión.La segunda prueba, que le es sugerida por el libro II de la Metafísica de Aristóteles, y que fue utilizada por Avicena, Alain de Lille y san Alberto, toma también su punto de partida en el mundo sensible, pero esta vez en el orden o serie de las causas eficientes. Nada puede ser la causa de sí mismo, porque, para serlo, tendría que haber existido antes de sí mismo. Por otra parte, es imposible proceder al infinito en la serie de causas eficientes; así pues, debe haber una primera causa eficiente, “a la que todos los hombres llaman Dios”.. La tercera prueba, que Maimónides tomó de Avicena y desarrolló por su parte, se basa en el hecho de que algunos seres empiezan a existir y perecen, lo que muestra que pueden ser y no ser, que son contingentes y no necesarios, puesto que si fueran necesarios siempre habrían existido, y ni empezarían a ser ni perecerían. Santo Tomás arguye entonces que debe haber un ser necesario, el cual es la razón de que los seres contingentes lleguen a existir. Si no hubiera ningún ser necesario, no existiría nada en absoluto.. La cuarta prueba está sugerida por algunas observaciones de la Metafísica de Aristóteles, y se encuentra substancialmente en san Agustín y en san Anselmo. Toma su punto de partida en los grados de perfección, de bondad, verdad, etcétera, en las cosas de este mundo, que permiten formular juicios comparativos tales como “eso es más bello que esto”, o “esto es mejor que aquello”. Suponiendo que tales juicios tienen un fundamento objetivo, santo Tomás argumenta que los grados de perfección implican necesariamente la existencia de un óptimo, un máximamente verdadero, etcétera, lo cual será también el ser supremo (maxime ens).. La quinta vía es la prueba teológica, por la que Kant sentía un considerable respeto en razón de su antigüedad, claridad y poder persuasivo, aunque, de acuerdo con los principios de la Crítica de la razón pura, se negase a concederle carácter demostrativo .Santo Tomás argumenta que observamos objetos inorgánicos que operan por un fin, y como eso ocurre siempre, o muy frecuentemente, no puede deberse al azar, sino que debe ser el resultado de una intención. Pero los objetos inorgánicos carecen de conocimiento: no pueden, pues, tender hacia un fin a menos que sean dirigidos por alguien inteligente, “como la flecha es dirigida por el arquero”. Así pues, existe un Ser inteligente, por el cual todas las cosas naturales son dirigidas a un fin; et hoc dicimos Deum. En la Suma contra los gentiles el santo formula el argumento de un modo algo distinto, diciendo que cuando muchas cosas con cualidades diferentes e incluso contrarias cooperan hacia la realización de un solo orden, la razón debe verse en una Causa inteligente o Providencia: et hoc dicimus Deum. Si la prueba tal como se presenta en la Suma teológica subraya la finalidad interna de un objeto inorgánico, la presentada en la Suma contra los gentiles subraya la cooperación de muchos objetos en la realización del orden o armonía únicos del mundo Por sí misma la prueba conduce a un Proyectista, o Gobernador, o Arquitecto del universo, como observó Kant; se requiere un razonamiento ulterior para mostrar que ese Arquitecto no es meramente Demiurgo, sino también el Creador.

- Maestro, si he entendido bien ¿quieres decir que no tiene el hombre el poder supremo, sino que es Dios el artífice de todo lo que nos rodea? Eso es imposible, no hay señales concretas y palpables de que eso sea así.


CONTINUARÁ

REFLEXIONES. EL CARÁCTER.

Discutía aquel hombre con su mujer sobre el carácter tan impetuoso por el que él se caracteriza. Un carácter, según su opinión, que no le impide contestar ante alguna supuesta ofensa que puedan hacerle. Ella le recomendaba encarecidamente que ante ciertas situaciones debiera controlarse y no articular palabra. El argumento que él utilizaba para defenderse de las críticas era que no podía controlarse, que su carácter dominaba sus acciones. Ella le dijo algo muy elemental pero con una razón abrumadora.
“No es que no puedas, es que no quieres”.
Tras darle muchas vueltas y analizar esta afirmación el hombre llegó a la conclusión de que para solucionar alguna cosa, lo que sea, el primer paso indispensable que se tiene que seguir es tener la voluntad suficiente para hacerlo.

CINE. RASHOMON.


Una película soberbia, como todas las dirigidas por Akira Kurosawa, un director japonés que sabe atraer la atención del espectador y es a la vez capaz de que la mente del mismo funcione como si de un automatismo se tratara.


Producida en 1950 y galardonada con un Oscar a la mejor película extranjera y con el León de Oro de Venecia.


Un argumento que gira en torno a la agresión de un bandido a una mujer y a su esposo. Unos personajes procedentes de distintas áreas sociales que hablan del incidente pero cada cual lo argumenta a su manera.


Kurosawa nos muestra el poder de la palabra y como el carácter de cada persona deja su huella a la hora de narrar un incidente. Además Kurosawa atraviesa la linea que separa la vida de la muerte con el testimonio desde ultratumba de uno de los agredidos que resulta asesinado en el incidente.



REFLEXIONES. EL ESPÍRITU DEL MAL.

Cuando el mal se apodera del corazón de un hombre, ese hombre queda sumido en la más absoluta oscuridad. Ignora lo que hay a su alrededor porqué la luz se ha disipado por completo y camina a tientas por lugares desconocidos. En ese momento el hombre se encuentra perdido sólo, vacío. Si el hombre yace en ese abismo durante mucho tiempo, el recuerdo de la luz va desapareciendo de su corazón y el hueco que deja se rellena con más tinieblas hasta que todo es absoluta oscuridad y el hombre desaparece para siempre engullido por el mal.
Si ese hombre es capaz de reconocer que el mal mora en su maltrecho corazón y que se halla rodeado de tinieblas, sólo será absorbido por la oscuridad, cuando consciente del mal abandone la lucha contra él o cuando no luche contra el mal mediante la única arma capaz de llevarle a la victoria; el bien. Una vez que el mal hecha raíces en el corazón del hombre y éste es consciente de su situación, las batallas entre el bien y el mal por la conquista del corazón se suceden con una brutalidad y una intensidad espantosas. El hombre desfallece y cae, pero una y otra vez ha de levantarse, el mal persiste en su empeño de dominar al corazón, pero ese hombre con el bien como estandarte y con la fe suficiente aguanta el envite del mal, ilumina su alrededor y consigue destruir la oscuridad.Pero, alerta, tras vencer la batalla final el espíritu queda libre del mal, sin embargo, sigue expuesto a él y las precauciones se han de extremar porqué de lo contrario el mal arrebata al corazón con más furia si cabe que la primera vez.

REFLEXIONES. LOS LÍMITES DEL PENSAMIENTO.

El pensamiento tiene que estar acotado por unos principios sólidos y estables. Si el pensamiento se mueve libremente, sin límites, puede llegar a la destrucción del espíritu.
Esos principios tienen que ser intemporales y aplicables en cualquier situación.
La sociedad por tanto, compuesta de personas, con sus pensamientos individuales, debe estar acotada por esos mismos principios, que en el caso concreto de una sociedad llamamos normas, de lo contrario una sociedad liberal en exceso y sin un dique de contención apropiado puede acabar autodestruyéndose. Sin embargo no podemos caer en una acotación excesiva y asfixiante, ya que esa situación puede llevar a dicha sociedad de nuevo a la destrucción.
A lo largo de la historia el hombre ha creado diferentes modelos de sociedad, unos dando todo el poder a un solo hombre, otros dando el poder a varios hombres, otros liberando al hombre de todo poder y otro dando el poder a Dios.
La historia deja testimonio de infinidad de “experimentos sociales”y de una conclusión muy clara: no existe la sociedad perfecta.
El modelo de sociedad que mejor permite la convivencia es aquel que está regido por varios hombres que son controlados a su vez por otros hombres, en un círculo cerrado y acotado por unos principios intemporales y eficaces en cualquier situación y sobretodo en el que se sea consciente de las limitaciones humanas, tanto físicas como intelectuales.

POZUELO SIN FONDO.

Muy graves han sido los altercados de Pozuelo de Alarcón, unas criaturas embriagadas con alcohol y al son de la música atacando a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, ¿la causa?, la sinrazón es su causa...
¿Habrán leído los del botellón de Pozuelo de Alarcón "la república" de Platón?.
¿Sabrán de que manera contribuyeron los romanos a la cultura occidental?.
¿Sabrán, quizás, quién fue Jesús de Nazaret?.
¿Conocerán las gestas destructivas de Lenin, Stalin o Hitler?.
¿Conocerán la historia de España?.
La cultura y el saber acotan el comportamiento humano, mientras que el botellón desinhibe al espíritu humano.
Grave, muy grave es la situación, una sociedad sin barreras de contención puede resultar muy peligrosa.

CINE. DOCE HOMBRES SIN PIEDAD.


Es esta una magnífica película rodada en 1957, dirigida por Sidney Lumet y protagonizada por Henry Fonda.


Una habitación con doce hombres que forman parte de un tribunal popular y que deciden si un hombre tiene que vivir o tiene que morir.


Mediante un ritmo vibrante, unos diálogos profundos y bien trabajados, todo enmarcado con una fotografía excelente, el director nos sumerge en esta historia, donde la vida o la muerte de una persona está en las manos de doce hombres, cada cual con su carácter y su historia.




HOSPITALES COMARCALES.

Durante estas vacaciones pude observar como son los hospitales comarcales por dentro y por fuera. El caso concreto que refiero es el de un hospital comarcal situado en un pueblo de algo más de 16.000 habitantes situado en Extremadura. Sin embargo es más que probable que la tónica general de todos los hospitales comarcales españoles sea la misma.
Exteriormente el hospital hacía pensar que la atención sanitaria que cualquier paciente pudiera necesitar sería más que adecuada. Unas instalaciones nuevas y muy bien cuidadas, una infraestructura de urgencias digna de cualquier hospital general.
En fin cualquier persona que pasara cerca de aquel hospital y no necesitara de sus servicios se sentiría muy satisfecha con la obra y pensaría en lo bien gestionada que está la salud pública en su comunidad.
Ahora bien, la otra cara de la moneda es bien distinta. Una vez dentro del hospital y con necesidad de utilizar sus servicios la cosa cambia.
¿Cómo es posible que un hospital no tenga servicio de pediatría, o servicio de oftalmología?. ¿Cómo es posible que en un hospital un mismo médico pueda abarcar todas las especialidades médicas?. ¿Será adecuado su trato en cada caso?.
Hospitales con instalaciones adecuadas pero vacíos, vacíos de personal sanitario cualificado según especialidades. Lamentablemente esta es la realidad, una realidad que solo se ve si estás dentro.
¿Qué le puede llegar a ocurrir a un paciente con una urgencia médica en un hospital como éste?. ¿Será trasladado a tiempo a otro hospital donde el abanico de servicios médicos sea mayor?.

DE VUELTA A LA LUCHA.

Buenos días, ya estoy de vuelta de mis fugaces vacaciones. Empieza, como titulo en este post, la lucha diaria. Veremos que nos depara el destino en este nuevo curso, muchos frentes abiertos y ninguno bueno. Este pesimismo mañanero se debe, por supuesto, a que hoy empiezo a trabajar, nada tienen que ver el paro, el cierre de empresas, el aumento de impuestos, la gripe...
En fin "valor y al toro". Saludos a todos y a todas.

"El corazón tiene razones que la razón no comprende".
Blaise Pacal


"Que Dios nos conceda a todos avanzar por la fe y no por la visión, y vivir en el pasado y en el futuro, y no en el presente".
John Henry Newman



"Las más grandes almas son capaces de los más grandes vicios y las más grandes virtudes, y los que no marchan más que muy lentamente pueden avanzar mucho más, si siguen siempre el camino recto, que los que corren alejándose de él".
Descartes



"Sin la filosofía, nadie puede hablar con amplitud y abundancia sobre temas de envergadura y variedad".
Cicerón



"El más aterrador de los males, la muerte, no es nada para nosotros, porqué cuando nosotros somos la muerte no es y cuando la muerte está nosotros no somos".
Epicuro



"Alguno se estima atrevido cuando con otros se compara. Algunos creo que hubo tan discretos que no acertaron a compararse sino a sí mismos".
Miguel de Cervantes


"Al que aguarda le sucede lo que aguarda y al que espera le sucede lo inesperado".

Heráclito


“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”.
Miguel de Cervantes


“Es mejor corregir tus propios fallos que corregir los de los demás”.
Demócrito


“La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos”.
Platón


“Cuivis potest accidere, quod cuiquam protest”.
“A cada cual puede suceder, lo que puede suceder a alguno”.
Publilio


“Ni envidiado, ni envidioso”
Fray Luis de León


"Casi todos luchan entre el temor de la muerte y los tormentos de la vida; son desventurados que ni quieren vivir ni saben morir. Hazte grata la vida, cesando de inquietarte”.
Séneca


“No hay rey, que no descienda de esclavos, ni esclavo que no descienda de reyes”.
Platón


“Los placeres que el cuerpo nos procura son todo lo contrario del placer cuando la sabiduría no les pone límite”.
Séneca


"Es imposible convencer a alguien mediante razonamientos de que cambie una convicción a la que no ha llegado mediante el razonamiento".
Karl R. Popper


"La virtud de un hombre no debe medirse por sus esfuerzos, sino por su actividad habitual".
Blaise Pascal


“Las riquezas del sabio están bajo servidumbre; las del necio, en el poder”.
Séneca


"El silencio eterno de estos espacios infinitos me espanta".
Blaise Pascal


“No quiso la lengua castellana que de casado a cansado hubiese más de una letra de diferencia”.
Lope de Vega


"El arte de la sedición, de trastonar los estados, consiste en atacar las costumbres establecidas, examinándolas hasta su origen, para hacer observar que carecen de autoridad y justicia".
Blaise Pascal


“La vasija que de nueva se empapó de un perfume, largo tiempo lo conservará”
Horacio


“Formidable es la valentía provocada por la desesperación”.
Séneca


“La muerte no viene toda a la vez: la que se nos lleva es la última muerte”.
Séneca


"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres"
Jesús de Nazaret


"No, no hay salida. No hay un cielo con un pequeño infierno en su interior. Ni hay forma de guardar este o aquel rasgo del demonio en nuestros corazones o nuestros bolsillos. Satanás debe salir, hasta el último pelo, sin dejar la menor huella".
George MacDonald


"No existe nada que se encuentre por completo en nuestro poder aparte de nuestros propios pensamientos".
Descartes


"Son muchos los senderos que llevan a Dios, no te los cierres con el odio y la venganza".
De la película Ben Hur


Alfonso
“Ciertamente, todo lo que hasta ahora he admitido como lo más verdadero lo he recibido por medio de los sentidos; pero he descubierto que éstos me engañan a veces, y es prudente no confiar del todo en quienes nos han engañado, aunque sólo fuera una vez”.
Ver todo mi perfil

Seguidores

Archivo del blog