Una sociedad moralmente decadente y un sistema judicial obsoleto.

Día tras día llegan a nuestros oídos noticias escalofriantes sobre asesinatos o violaciones cometidos por menores, lamentablemente son tan frecuentes que llegamos a no escandalizarnos por ello.
Una noticia me llamó mucho la atención, "los asesinos de Ripollet (dos menores de 14 y 15 años), condenados por asesinar a una compañera de clase en noviembre de 2008 fueron puestos en libertad tras pasar sólo nueve meses en un centro de internamiento".
Las preguntas que nos debemos hacer ante estos hechos son las siguientes: ¿por qué unos menores son capaces de cometer semejante crimen? y ¿por qué es posible que los criminales no reciban un merecido castigo?
A la primera pregunta la respuesta es clara, la sociedad en la que vivimos se está conviertiendo lenta pero inexorablemente en una comunidad sin valores, en un lugar donde la linea divisoria entre el bien y el mal va quedando difuminada. Las generaciones más jóvenes crecen sin referencias morales y con un relativismo que todo lo inunda. En los hogares no se dedica el tiempo suficiente a la educación de los hijos y se delega esa responsabilidad a los centros educativos, los cuales generalmente ya no se encargan de transmitir conocimientos y cultura de una manera objetiva a los alumnos, sino de inculcar una serie de principios políticamente correctos, alejados cada vez más de los principios tradicionales que han pasado de generación en generación a lo largo de los años. Por esta razón los menores no tienen un lugar sólido donde su conciencia pueda agarrarse en momentos críticos.
Respecto a la segunda pregunta, la respuesta tiene que ver con el hecho de que la justicia no se ha adaptado al cambio que se está produciendo en la sociedad, se sigue considerando que el menor no tiene la suficiente conciencia como para cometer un crimen atroz, con lo cual la pena queda reducida notablemente.
El primer paso que se tiene que dar es modificar la ley del menor con el fin de que los crímenes cometidos por menores sean judicialmente valorados como tales, a partir de ahí posiblemente despertemos del letargo en el que nos encontramos y nos demos cuenta del cambio que se está produciendo en la sociedad.

1 comentarios:

Tercera Opinión 2 de noviembre de 2009, 13:46  

Hola, creo que hoy en día tener un hijo no significa ser padre y quizás de ahí surjan muchos de los comportamientos que estamos viendo últimamente. Si a esto le añadimos una ley tan desastrosa como la Ley del Menor tenemos la sociedad que estamos creando.

Me gustaría invitarte a leer el siguiente artículo:

EL CHOLLO DE SER MENOR EN ESPAÑA

http://www.terceraopinion.net/2009/11/01/el-chollo-de-ser-menor-en-espana/

Un saludo.

"El corazón tiene razones que la razón no comprende".
Blaise Pacal


"Que Dios nos conceda a todos avanzar por la fe y no por la visión, y vivir en el pasado y en el futuro, y no en el presente".
John Henry Newman



"Las más grandes almas son capaces de los más grandes vicios y las más grandes virtudes, y los que no marchan más que muy lentamente pueden avanzar mucho más, si siguen siempre el camino recto, que los que corren alejándose de él".
Descartes



"Sin la filosofía, nadie puede hablar con amplitud y abundancia sobre temas de envergadura y variedad".
Cicerón



"El más aterrador de los males, la muerte, no es nada para nosotros, porqué cuando nosotros somos la muerte no es y cuando la muerte está nosotros no somos".
Epicuro



"Alguno se estima atrevido cuando con otros se compara. Algunos creo que hubo tan discretos que no acertaron a compararse sino a sí mismos".
Miguel de Cervantes


"Al que aguarda le sucede lo que aguarda y al que espera le sucede lo inesperado".

Heráclito


“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”.
Miguel de Cervantes


“Es mejor corregir tus propios fallos que corregir los de los demás”.
Demócrito


“La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos”.
Platón


“Cuivis potest accidere, quod cuiquam protest”.
“A cada cual puede suceder, lo que puede suceder a alguno”.
Publilio


“Ni envidiado, ni envidioso”
Fray Luis de León


"Casi todos luchan entre el temor de la muerte y los tormentos de la vida; son desventurados que ni quieren vivir ni saben morir. Hazte grata la vida, cesando de inquietarte”.
Séneca


“No hay rey, que no descienda de esclavos, ni esclavo que no descienda de reyes”.
Platón


“Los placeres que el cuerpo nos procura son todo lo contrario del placer cuando la sabiduría no les pone límite”.
Séneca


"Es imposible convencer a alguien mediante razonamientos de que cambie una convicción a la que no ha llegado mediante el razonamiento".
Karl R. Popper


"La virtud de un hombre no debe medirse por sus esfuerzos, sino por su actividad habitual".
Blaise Pascal


“Las riquezas del sabio están bajo servidumbre; las del necio, en el poder”.
Séneca


"El silencio eterno de estos espacios infinitos me espanta".
Blaise Pascal


“No quiso la lengua castellana que de casado a cansado hubiese más de una letra de diferencia”.
Lope de Vega


"El arte de la sedición, de trastonar los estados, consiste en atacar las costumbres establecidas, examinándolas hasta su origen, para hacer observar que carecen de autoridad y justicia".
Blaise Pascal


“La vasija que de nueva se empapó de un perfume, largo tiempo lo conservará”
Horacio


“Formidable es la valentía provocada por la desesperación”.
Séneca


“La muerte no viene toda a la vez: la que se nos lleva es la última muerte”.
Séneca


"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres"
Jesús de Nazaret


"No, no hay salida. No hay un cielo con un pequeño infierno en su interior. Ni hay forma de guardar este o aquel rasgo del demonio en nuestros corazones o nuestros bolsillos. Satanás debe salir, hasta el último pelo, sin dejar la menor huella".
George MacDonald


"No existe nada que se encuentre por completo en nuestro poder aparte de nuestros propios pensamientos".
Descartes


"Son muchos los senderos que llevan a Dios, no te los cierres con el odio y la venganza".
De la película Ben Hur


Alfonso
“Ciertamente, todo lo que hasta ahora he admitido como lo más verdadero lo he recibido por medio de los sentidos; pero he descubierto que éstos me engañan a veces, y es prudente no confiar del todo en quienes nos han engañado, aunque sólo fuera una vez”.
Ver todo mi perfil

Seguidores

Archivo del blog