FELIZ NAVIDAD

El nacimiento del niño Jesús está próximo y que mejor momento que el que se aproxima para adoptar al niño en nuestro corazón, para crecer con Él en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y con los hombres.
Feliz Navidad para todos y que el Señor aumente nuestra fe.

LA ELECCIÓN

¡QUE GRAN MEDITACIÓN PARA AQUEL EFÍMERO MORTAL!
En esto divagaba uno más del mundo mientras contemplaba impasible el atardecer junto a la Alhambra de Granada, amenazando éste con oscurecer y desdibujar sus imponentes murallas...
El otro día, mientras leía el libro del Apocalipsis del apóstol Juan, culminación del Nuevo Testamento, imaginé la posibilidad de que lo que allí se decía sobre el juicio final fuera realmente cierto. Aunque, bien pensado y mirando a mi alrededor me pregunto cómo es posible que lo que allí se narra pudiera suceder. 
Pienso pues que he llegado muy lejos, porqué posiblemente no todos los mortales lleguen a hacerse esta pregunta alguna vez en su vida, y en este punto en el que me encuentro debo elegir, y nace en mi mente una nueva cuestión, ¿será éste el gran dilema de la existencia?.
Es una elección arriesgada y que bien merece una profunda y meditada reflexión...
Así comienzo pues; si es verdad e ignoro el mensaje del evangelio estoy perdido, por que lo que me espera es realmente poco tranquilizador y el gozo en vida pudiera no compensar el sufrimiento en muerte. Si es verdad y hago caso del mensaje viviré en paz y esperanza, aunque el coste asumido en vida pudiera parecer extenuante el final será un esplendor indescriptible. Si es mentira e ignoro el mensaje viviré gozando de los placeres mundanos y será la muerte la que ponga fin a ellos y en ese momento todo acabará, sin embargo habré disfrutado a placer, o no. Si es mentira pero no ignoro el mensaje, viviré en paz y esperanza, aunque no habré gozado de los placeres mundanos creo que moriré tranquilo.
Bien, que gran dilema se me plantea y que alegría que así sea, porqué imagino yo que no todo el mundo disfruta de este privilegio. Quizás esto último responda al enigma.
¿Es el azar el que propone esta cuestión o es el Altísimo el que lo hace?...

(En primera instancia estamos obligados a elegir, sin embargo, para alcanzar la verdadera fe no debemos guiarnos por la voluntad humana sino por la voluntad divina, dicho de otro modo, ha de ser la Gracia la que dirija  nuestra voluntad, y sólo así nuestra fe será genuinamente auténtica, como fue la de los primeros seguidores de Jesús).

¿AUTOSUGESTIÓN O FE?

Mateo 10, 13-16
 13 Y le presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que los presentaban.
    14 Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.
    15 De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.
    16 Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía. 

- Gran misterio es el de la fe. Tras días de reflexión he llegado a la conclusión de que verdaderamente no creo en Dios. La sugestión del inconsciente deseando creer en Él es lo que me ha hecho pensar que en Él creo.
- Eso no es fe verdadera. La fe no se piensa con la mente sino que se siente con el corazón.
- De eso precisamente es de lo que me he dado cuenta.
Se nos pide en el Evangelio que creamos sin más, sin ver, sin tocar, sin oír. ¿Cómo es posible?. Titánico esfuerzo se nos pide, viviendo como vivimos en un mundo donde la razón pura está en todo momento y en todo lugar.
- Los niños te darán la respuesta. Ellos creen y no han visto. Creen en Santa Claus y en los Reyes Magos y no han visto con sus propios ojos como éstos les dejan los regalos en sus casas. Sin embargo ven los regalos y con eso basta.

LA INCURSIÓN

Durante todos los años ya consumidos de su vida aquel singular personaje, singular por lo normal y monótono de su existir, nunca se había planteado la existencia de algo superior a su propio ser y menos aún la existencia de Dios. Pero, como siempre, en un momento, en un lugar, todo cambió. Algunos culparían de lo que le aconteció, al azar, indefinido y misterioso, y otros a Dios, indefinido y misterioso también. Aquel personaje ignorante de todo alto pensamiento, se vio, sin saber como, con un libro entre las manos. Un libro extraño y conocido a la vez, un libro milenario, un libro que recogía una sabiduría intemporal e indestructible. Una y otra vez la misma pregunta. ¿Por qué fue elegido ese personaje?, ¿por qué?. Un misterio.
Ese libro no era otro que la Sagrada Biblia. Y como alguien dijo cuando nació y murió Jesús de Nazaret, el mundo nunca volverá a ser lo que fue, aquel personaje se dijo a si mismo, ya nunca volveré a ser el que fui después de esta misteriosa incursión en mi vida.

UN RUMOR ROMPE EL SILENCIO

- Alrededor nuestro un silencio aparente todo lo inunda.
- ¿De dónde viene y hacia dónde va este mundo en el que estamos?.
- El silencio nos envuelve...
- Si nos concentramos y prestamos mucha atención seremos capaces de oír un rumor, que poco a poco apagará ese silencio. Ese rumor es Cristo.

EL AQUINATE

1 Corintios 2,9
  9 Antes bien, como está escrito:
    Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,
    Ni han subido en corazón de hombre,
    Son las que Dios ha preparado para los que le aman



Tomás de Aquino (1225-1274), ordenado dominico a los 24 años y canonizado en 1323. Fue este un personaje que dedicó toda su vida a la búsqueda del conocimiento y de la verdad, hasta que poco antes de morir protagonizó en primera persona un acontecimiento, no aclarado totalmente, que le hizo cambiar por completo.
Durante la celebración de la misa de san Nicolás de Bari el 6 de diciembre de 1273 en la capilla de dicho santo, Tomás de Aquino se sintió "conmovido y cambiado" según los testigos que participaron en su proceso de canonización. A partir de ese momento dejó de escribir, la cual cosa sorprendió a sus superiores y a su secretario. A éste le fue revelado por el propio Tomás de Aquino que todo lo que había escrito hasta entonces le parecía vano con respecto a lo que había visto y le había sido revelado el día de la citada misa.
Antes del extraño suceso Tomás de Aquino había experimentado éxtasis o suspensión de los sentidos externos, pero sus efectos nunca habían sido permanentes como en este caso. Hasta su muerte, ocurrida poco tiempo después del suceso, Tomás de Aquino se mantuvo como ausente la mayor parte del tiempo.

¿Qué vio y qué le fue revelado a Tomás de Aquino durante aquella misa?.
¿Fue quizás un esbozo de lo que ni ojo vio, ni oído oyó?.

"El corazón tiene razones que la razón no comprende".
Blaise Pacal


"Que Dios nos conceda a todos avanzar por la fe y no por la visión, y vivir en el pasado y en el futuro, y no en el presente".
John Henry Newman



"Las más grandes almas son capaces de los más grandes vicios y las más grandes virtudes, y los que no marchan más que muy lentamente pueden avanzar mucho más, si siguen siempre el camino recto, que los que corren alejándose de él".
Descartes



"Sin la filosofía, nadie puede hablar con amplitud y abundancia sobre temas de envergadura y variedad".
Cicerón



"El más aterrador de los males, la muerte, no es nada para nosotros, porqué cuando nosotros somos la muerte no es y cuando la muerte está nosotros no somos".
Epicuro



"Alguno se estima atrevido cuando con otros se compara. Algunos creo que hubo tan discretos que no acertaron a compararse sino a sí mismos".
Miguel de Cervantes


"Al que aguarda le sucede lo que aguarda y al que espera le sucede lo inesperado".

Heráclito


“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”.
Miguel de Cervantes


“Es mejor corregir tus propios fallos que corregir los de los demás”.
Demócrito


“La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos”.
Platón


“Cuivis potest accidere, quod cuiquam protest”.
“A cada cual puede suceder, lo que puede suceder a alguno”.
Publilio


“Ni envidiado, ni envidioso”
Fray Luis de León


"Casi todos luchan entre el temor de la muerte y los tormentos de la vida; son desventurados que ni quieren vivir ni saben morir. Hazte grata la vida, cesando de inquietarte”.
Séneca


“No hay rey, que no descienda de esclavos, ni esclavo que no descienda de reyes”.
Platón


“Los placeres que el cuerpo nos procura son todo lo contrario del placer cuando la sabiduría no les pone límite”.
Séneca


"Es imposible convencer a alguien mediante razonamientos de que cambie una convicción a la que no ha llegado mediante el razonamiento".
Karl R. Popper


"La virtud de un hombre no debe medirse por sus esfuerzos, sino por su actividad habitual".
Blaise Pascal


“Las riquezas del sabio están bajo servidumbre; las del necio, en el poder”.
Séneca


"El silencio eterno de estos espacios infinitos me espanta".
Blaise Pascal


“No quiso la lengua castellana que de casado a cansado hubiese más de una letra de diferencia”.
Lope de Vega


"El arte de la sedición, de trastonar los estados, consiste en atacar las costumbres establecidas, examinándolas hasta su origen, para hacer observar que carecen de autoridad y justicia".
Blaise Pascal


“La vasija que de nueva se empapó de un perfume, largo tiempo lo conservará”
Horacio


“Formidable es la valentía provocada por la desesperación”.
Séneca


“La muerte no viene toda a la vez: la que se nos lleva es la última muerte”.
Séneca


"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres"
Jesús de Nazaret


"No, no hay salida. No hay un cielo con un pequeño infierno en su interior. Ni hay forma de guardar este o aquel rasgo del demonio en nuestros corazones o nuestros bolsillos. Satanás debe salir, hasta el último pelo, sin dejar la menor huella".
George MacDonald


"No existe nada que se encuentre por completo en nuestro poder aparte de nuestros propios pensamientos".
Descartes


"Son muchos los senderos que llevan a Dios, no te los cierres con el odio y la venganza".
De la película Ben Hur


Alfonso
“Ciertamente, todo lo que hasta ahora he admitido como lo más verdadero lo he recibido por medio de los sentidos; pero he descubierto que éstos me engañan a veces, y es prudente no confiar del todo en quienes nos han engañado, aunque sólo fuera una vez”.
Ver todo mi perfil

Seguidores

Archivo del blog